Noche de la poesía francófona - 4ta edición

Cada año se celebra la francofonía en el mundo durante todo el mes de marzo. En esta ocasión se reúnen los apasionados del idioma francés para resaltar la riqueza y la diversidad de este idioma, con todos sus acentos.

En la Ciudad de México, nuestra “cita de amor” al francés será el jueves 21 de marzo de las 18:00 hasta la medianoche en la Casa de Francia (Havre #15) con la “Noche de la Poesía francófona”. Este evento está organizado por el Instituto Francés de América Latina (IFAL) – Embajada de Francia, junto con la Delegación General de Québec en México, la Embajada de Canadá en México y la Embajada de Suiza en México.

A lo largo de la noche, la poesía se podrá disfrutar bajo todas sus formas... Poetas y artistas de países francófonos (Francia, Canadá, Suiza) así como mexicanos se reunirán para compartir con el público su poesía a través de conciertos, lecturas, proyecciones, performances, una exposición y un torneo de slam, en español o en francés, con traducción o subtituladas. En esta época actual sofocante, la poesía nos recuerda la levedad del ser. Como lo escribió Charles Baudelaire: “Todo hombre sano puede pasarse dos días sin comer, pero nunca sin poesía”.

Arrancamos esta noche con un performance de la artista y directora francesa Véronique Aubouy, especialista de la obra de Marcel Proust, quien intentará resumir con sus palabras y en solamente una hora la obra prolífica de este autor icónico del siglo 20. Este performance, que se dará en un ambiente íntimo a la manera de un salón de los años 1900, se presenta regularmente en la Casa de la Poesía de París. La temática del tiempo, tan importante para Proust, se declinará también a lo largo de diferentes actividades como el performance de poesía apocalíptica «Tal vez, en las próximas horas, no quedará ningún recuerdo del pasado» destacando a cinco poetas mexicanas de diferentes generaciones: Verónica Gerber, Carla Faesler, Sara Uribe, Yolanda Segura y Nicté Toxqui, la proyección de la película Proust Lu de Véronique Aubouy donde la obra En busca del tiempo perdido de Marcel Proust está leido cronológicamente por diferentes personas y la instalación artística de Limbo que invita el público a ser guardianes de semillas por si se acaba el mundo. Esta instalación se quedará en la Casa de Francia hasta el 25 de abril, y se llevarán a cabo diferentes actividades relacionadas para generar conciencia sobre el desabasto alimentario, como el Taller de semillas que se propondrá a un público jóven el sábado 23 de marzo a las 10:30hrs en la Casa de Francia.

Durante la noche el público tendrá la oportunidad de escuchar a poetas y artistas leyendo sus producciones, que sea de manera colectiva en el performance multidisciplinario «Voces plurales» que mezcla lecturas de poemas, música y arte digital, o de manera individual con la lectura de poemas de Isabelle Courteau, Robert Nicolas y Paul Bossé, 3 poetas de Quebec y Manitoba. A lo largo de toda la noche invitamos a todos los poetas invitados a participar a las «Lecturas íntimas», un ejercicio particular donde cada uno a su vez comparte uno de sus poemas con un solo miembro del público. Finalmente el público está también invitado a leer sus poemas en el «Escenario abierto».

Dos eventos especiales puntuarán esta gran noche de celebración de la poesía francófona:

El Torneo de Slam, donde slammers mexicanos se reunirán para declamar sus poemas, y el concierto de la cantante suizo-mexicana Carolina Katún que se presentará por primera vez en México. La música de Carolina Katún no se puede catalogar en un solo género puesto que está en la encrucijada del jazz y de la música barroca, el folk y el pop, la canción francesa y el electro. Su voz es profunda, velada con un sentimiento de tristeza y viajero, evoca a Lhasa o a Lila Downs, un equilibrio entre París, Montreux, Oslo y la Ciudad de México, en una colorida e híbrida obra en la que se invoca el lirismo de Mercedes Sosa, ell minimalismo de Simón Díaz y la audacia de Sidsel Endresen.

TEOL que significa “espritú del árbol” en Maya, es el nombre del grupo que la acompaña, con la participación de los reconocidos músicos de la escena jazzística parisina: Pierre Perchaud en la guitarra (Victoire du Jazz), Nicolas Moreaux en el contrabajo (Premio Charles Cros) et Arthur Alard en las percusiones.